AVISO


martes, 7 de febrero de 2012

MEGAPOST DEL GRAN TIN TAN, 1915 - 1973


Germán Genaro Cipriano Gómez Valdés Castillo
México, Distrito Federal
19 de septiembre de 1915 - 27 de junio de 1973

Tin Tan" es uno de los actores cómicos más dinámicos que han salido de los estudios aztecas, excelente cantante y bailarín, gran caricato, es adorado actualmente por un público joven que nació cuando el genial Pachuco (así le llamaban, por cierto ¿qué quiere decir Pachuco?) ya no estaba entre nosotros.
Uno de los mejores cómicos que ha dado el cine mexicano, sin ofender a los ausentes.

Indisciplinado, parrandero, desorganizado, mujeriego, impuntual, pero inteligentísimo, alegre, simpático, bondadoso, generoso y muy trabajador y profesional. Así era Germán Valdés, Tin Tan.

Gilberto Martínez Solares me platicó en una entrevista que cierta vez Germán no llegó al estudio donde filmaba una película. "Por un amigo supimos que se le había ocurrido irse a Londres con la Chula Prieto, una bella estrellita, a ver la clausura de la Olimpiada de 1948 en la que Humberto Mariles y el equipo ecuestre de México ganaron medallas de oro. Cuando regresó, me encontró a la puerta de los estudios y me dijo:

--Don Gil, no sabe que pena tengo, pero figúrese que cuando salía de la casa, al despedirme de Rosita (Rosalía Julián, una de las hermanas Julián, cantantes, con la que estaba casado. Su hermano Ramón se casó con la otra hermana) me dio un beso tan apasionado que me regresé y me quedé con ella dos días en la cama...
El productor, que nos escuchaba --sigue relatando Martínez Solares--, le lanzó una fría mirada de reproche ante tanto cinismo, pero Germán, sin inmutarse, le mentó la madre y se metió al foro".
Eran sus años dorados. El cine mexicano contaba con actores como Pedro Infante, Jorge Negrete, y productores como Felipe Mier podían darse el lujo de enviar circulares a los países latinoamericanos anunciando que estaba por filmarse otra película de TinTan. Se hacía una sinopsis y se listaba el reparto, para a continuación ofrecer la exclusiva a alguna compañía de cada país e invitarla a enviar entre 25,000 y 30,000 dólares para financiar la cinta. Así, recordaba Martínez Solares, se reunían cantidades impresionantes de dinero: entre 800,000 y un millón de dólares. Se gastaban 300,000 en una película y el resto era ganancia, aún antes de exhibirla.
Cuando se enviaban las copias de la cinta a los países participantes, se recibían de regreso muchos dólares más. Hasta 100,000 dólares en un año. Por eso TinTan podía darse esos lujos, como hacer viajes repentinos! a Europa y además comprar cada año un Cadillac o irse los fines de semana a Acapulco, a pasear en su yate, el Tintavento, nombre que llevaron 3 embarcaciones que tuvieron final de película: una se quemó, la segunda se estrelló durante un huracán contra el kiosco del zócalo acapulqueño y la tercera se hundió en el muelle de Icacos.
Las esposas fueron 3: Magdalena Martínez, con la que tuvo 2 hijos; Micaela Vargas, madre de otro par, y Rosalía, una de las hermanas Julián, viuda en 1973, con 2 niños más. A partir de 1953 comenzó una decadencia que se prolongaría a lo largo de los siguientes 20 años. Valdés aceptaba cuanto papel le proponían y llegó a darse el caso de que se estrenaran simultáneamente 5 "churros" suyos, a cual más detestable. En la década de los 70, ya en completa decadencia, aceptó hasta papeles secundarios. Así apareció como Tsekub en la serie Chanoc, en la que ni siquiera lo salvó la dirección de Gilberto Martínez Solares. En la misma época participó en un bodrio llamado El increíble profesor Zovek, de René Cardona, el que también lo dirigió en La disputa y Noche de muerte, películas que se proyectaron con pena y sin gloria, como evidencia de que los días de grandeza de Tin Tan habían quedado muy atrás. El 29 de junio de 1973 el cómico falleció. Con su muerte iba a iniciarse una justa revaloración de la crítica y un culto que se oficia por televisión para deleite de los Tintanómanos, enfrentados con regocijo a la "incómoda conciencia" de México que advirtió Salvador Novo.

He aquí algunas de las película que aporta para  el blog el buen amigo  CHANNFLE

Mi campeón. 

Mátame por que me muero.

Hay Muertos que no hacen Ruido.

No me defiendas compadre 

El Rey del Barrio 

El Hombre inquieto

Simbad El Mareado

La aventuras de Pito Pérez 

El ceniciento

El hijo desobediente 

Lo que le paso a sansón   
MIL GRACIAS CHANNFLE

No hay comentarios:

Publicar un comentario