AVISO


domingo, 9 de junio de 2013

Cantinflas boxeador






    Cantinflas boxeador
Director:    Fernando A. Rivero
Guión: Stanislao Schillinsky, F.J. Villareal
Año: 1940
Duración: 16 min.
País: México
Reparto
    Mario Moreno "Cantinflas", Chelo Gómez, Wilfrido Moreno, Estanislao Schillinsky
Una serie de cortos muy antiguos
Sinopsis
CANTINFLAS BOXEADOR veremos a un joven Mario Moreno revoltoso y echándole flores a una joven que va en compañía del novio, hecho que ocasiona un reto el cual trae como consecuencia a un Cantinflas haciéndonos tronchar de risa mientras intenta boxear      con sus típicos calzones en  un ring, o bien en un asalto en fin es toda una joya.

Siempre Listo en las tinieblas Cantinflas aún no se ha encontrado. Están ya el vestuario y los juegos de palabras pero Mario Moreno no es aún el “pelado” chaplinesco. Está casado y vive en un hogarcito burgués. Tanto, que un ladrón conocido como “El Boinas” lo elige como objeto de sus desvelos profesionales. Entonces es la señora Albondigón (Chelo Gómez) quien se desvela y despierta a su marido, el cobarde recalcitrante Chencho Albondigón (Cantinflas). Una rutina sencilla constituye el grueso de la trama. Chencho se alista para enfrentarse al intruso, llega al salón, pregunta si allí hay alguien, “El Boinas” contesta que no y Chencho se vuelve a la cama tan tranquilo a seguir durmiendo. Finalmente logrará detenerlo cuando el otro ya escapaba de casa con el botín. Durante el desayuno Chencho cantinflea a costa del artículo periodístico en el que se relata su hazaña. Alardea de su valor y tira de revolver. Un disparo fortuito hace que el techo se desplome sobre su cabeza.

Cantinflas y su prima nos muestra a un Cantinflas haciendo de plomero y flirteando con una clienta hasta que llega el primo de la señora de la casa. Irritado, Cantinflas llamará al marido cornudo provocando una serie de situaciones grotescas y divertidas.

Más entidad dramática tiene Cantinflas y su prima (1940). Estanislao Schilinsky escribe y co-protagoniza un vodevil en toda regla. Inés (Chelo Gómez) es una casada casquivana con numerosos “primos”. Cantinflas es un fontanero que lleva quince días arreglando el baño. Cuando la señora está a punto de hacerlo “entrar” en su cámara -y el diálogo tiene todo el doble sentido del entrecomillado- se presenta allí uno de los primos (Wilfrido Moreno) que pone a Cantinflas de patitas en la calle no sin antes intercambiar con él una catarata de dicterios absolutamente incomprensible. Cantinflas llama a Gonzalo de Aúlla y del Toro (Estanislao Schilinsky), el marido de Inés, y le pone sobre aviso. Su plan es enfrentar al marido y al amante; en cuanto ambos se peleen él se quedará con la changuita. Después de una larga conversación con el marido cornudo, orquesta el duelo entre ambos. Pero cuando por fin parece que logrará el amor de Inés, ésta aparece con su nuevo amante (Tito Novaro).

Cantinflas Ruletero es uno de sus más famosos cortometrajes donde el genial cómico ejerce de taxista haciendo trabajar a sus pasajeros sin llevarlos a su destino.
El otro corto publicitario de la serie es Cantinflas ruletero y está patrocinado por la Chevrolet, cuyo concesionario visita el taxista Baldomero (Cantinflas) en los primeros compases de la cinta. En una de sus correrías –cuando el taxi no está averiado le falta combustible- rescata de una agresión callejera a Rosita (de nuevo Gloria Marín). Ella le lleva a casa para que conozca a su mamá (María Calvo) y le presenta a las otras cuatro hermanas. Cada una de ellas se ofrece a regalarle un automóvil nuevo. El ruletero Cantinflas no duda ni un segundo en pedir que todos sean de la marca Chevrolet El epílogo presenta a las cinco muchachas como sugestivas taxistas en el “Sitio de Cantinflas – El sitio mejor sitiado”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario