AVISO


martes, 24 de diciembre de 2013

DESEOS

DESEOS


Dice un viejo refrán que la prueba más clara de la sabiduría es una alegría continua. En ella se refleja la felicidad que sintió Dios cuando creó al mundo, principalmente al hombre. Si siempre es así, se necesita la alegría, el entusiasmo de vivir.
La gente buena, si se piensa un poco en ello, ha sido siempre gente alegre. Si te consideras bueno sélo con humildad y tacto en el presente, en este instante y siempre; pues muchos se pierden las pequeñas alegrías esperando la gran felicidad.
Cuando la pesadumbre esté en tu casa y todo se vea de un negro intenso, recuerda que no hay grito de dolor que en lo futuro no tenga al fin por eco una alegría.
Vive tu vida con amor ya que la raíz de todas las pasiones es el amor. De él nace la tristeza, el gozo y alegría, quiero decir que  vivas, sintiéndose vivo. El  mundo amigo mío, está lleno de pequeñas alegrías; y tu tarea  consiste en saber distinguirlas, sumarlas y vivirlas.

Para el enfermo y el agobiado  el mejor médico del mundo es el doctor alegría. Brinda siempre y a todos una sonrisa. Puedes  y debes hacerlo ya que como bien sabes una sonrisa, cuesta menos que la electricidad y da más luz. Y jamás serás tan pobre que no tengas una sonrisa para repartir. Alguien dijo una vez que se puede experimentar tanta alegría al proporcionar placer a otro, que se sienten ganas de darle las gracias. Por eso te pido en este día y en todos los días liberes tu risa y deja el egoísmo burdo placer malsano que turba la alegría de los demás. 
Vive este día con alegría y mira siempre al frente deja la nostalgia de lo que ya no es o envejecerás prematuramente pues se es viejo cuando se tiene más alegría por el pasado que por el futuro y aunque hay quienes aseguran que la alegría es la pena disimulada porque, sobre la tierra no hay más que dolores la experiencia nos dice que están equivocados quizás se confunden porque Dios ha puesto el placer tan cerca del dolor que muchas veces se llora de alegría y ellos no lo saben, no saben que la alegría es garantía de salud y longevidad, el don donde nos encontramos y que estar alegre sin conciencia de estarlo es la mejor forma de alegría.

Amigos y amigas  mías deseo que no sólo en esta navidad, sino hoy y siempre  la alegría les acompañe a todas partes. Y ¿saben qué? Si ustedes quieren pueden lograrlo sólo extiendan sus manos y tómenla cuando pase a su lado.

con afecto para todos
Lemaudit

No hay comentarios:

Publicar un comentario